jueves, 3 de mayo de 2018

Relato El Tío


Aproveché mientras mi tío se bañaba para ir por su ropa sucia que se había quitado para olerla, olía a sudor la camisa y los calzones a orines...

- - - - - - - - - -

Hola mis morbosos, me tienen aquí después de un par de meses después mi última publicación. Pero GeorgeX está de vuelta con una nueva sección en mi blog... RELATOS ERÓTICOS de gente real como tú.

Por instagram he estado compartiendo lo que ustedes me han confiado, historias en las cuales la excitación ha estado involucrada. A partir de hoy, los jueves se vuelven de relatos, aquí ustedes tendrán la oportunidad de contar de manera pública o privada sus experiencias eróticas con una mini entrevista realizada por mi. El primero es Israel... terminé con una erección y con las ganas de salir y compartirlo con ustedes.


Les paso un calendario de mis próximas actividades:

Junio. 7MA TEMPORADA
8 hombres haciendo fotografía erótica / 5to aniversario de GeorgeX

Junio. Lanzamiento de BENDITO CALZÓN
ropa interior diseñada por GeorgeX

Julio. Exposición física en CMDX del COLECTIVO ERÓTICO.
7 fotógrafos y artistas invitados de diversas expresiones visuales exponiendo su trabajo  y amor por los hombres.


GeorgeX: ¿Cómo te llamas? Y ¿De dónde eres?


Israel: Israel y Morelia

GX: A través de las confesiones “morbosas” que estuve compartiendo levantaste la mano, te armaste de valor y me contaste la tuya, ahora te pido que me la cuentes más a detalle para poder compartirla. Pero antes de eso... ¿qué te provoca el leer historias en las que la excitación fue la que dirigió los sentidos y los actos?

I: El morbo de leerlas y poder imaginarme siendo partícipe como espectador es algo que me atrae mucho, el poder situarme en una situación similar me excita y el poder pensar en la posibilidad de encontrarme con algún momento parecido e imaginar con quién podría hacerlo, vamos echar a volar la imaginación y hacer una imagen de lo qué pasa.

GX: Amo leer que eres de los míos, tal cual fue mi pregunta en Instagram, Israel ¿cuál ha sido tu experiencia más morbosa en la qué esté involucrado un familiar?

I: Tenía alrededor de unos 13 años poquito más y en los veranos pasaba algunas veces las vacaciones con mis tíos, él un señor de unos 35 o 40, moreno, trabajador y con facha de camionero, corpulento y con tintes de macho de rancho.

Varias veces había intentado tener acercamientos con él pero no tenía oportunidad, había momentos donde sabía que la casa estaba sola y aprovechaba para husmear en su ropa sucia y buscaba algún rastro de semen y percibir ese olor a macho, no encontraba nada pero no perdía la esperanza.

Una noche mientras mi tía planchaba su ropa en la sala y veía la televisión, me encontraba con mi tío en su cuarto viendo yo la televisión, él había llegado de trabajar y estaba dispuesto a dormir, por costumbre dormía en calzones así que antes de dormir apagaba la luz y comenzaba a desvestirse poco a poco hasta quedar en ropa interior, unas trusas muy básicas y comunes pero que me daba mucho morbo verlas y por el reflejo de luz que daba la tv podía ver la silueta de su cuerpo en calzones e imaginar como sería desnudo.

El entrecerraba la puerta para no ser molestado así que aproveché y en un momento de valor y nerviosismo fui a la puerta a poner seguro y me aventuré a mirarlo desnudo, él ya completamente dormido no percibía los movimientos que hacía para descubrir su cuerpo de entre las sábanas y poco a poco me fui adentrando y mi mano recorría su cuerpo hasta el punto de llegar a sus nalgas, quería llegar más lejos pero estaba de espaldas y los nervios me mataban como para llegar mas allá, así que acariciaba sus nalgas debajo de su trusa azul y poco a poco fui avanzando hasta llegar a su ano y sentirlo, suavemente lo tocaba y mientras moría de nervios seguía mi recorrido hasta que de repente se despertó, no sé si fue un movimiento brusco que hice o el haber sentido mis manos frías de miedo, quedé en shock al verlo voltear y decirme “oye ¿qué pasó?” Sin habla no pude responder, me quité de la cama y no dije nada.

Acto seguido se dio la vuelta y siguió dormido, salí rápidamente del cuarto tratando de no levantar sospechas y así siguió hasta el día de hoy que nadie ha comentado jamás nada al respecto.

GX: Mencionas que con anterioridad buscaste la forma de provocar un encuentro con él. ¿Qué fue lo que hacías? ¿Cómo intentaste provocarlo?

I: Como verás por cuestiones de que es una situación algo fuerte no es algo que cuente con frecuencia, de hecho eres el primero que lo sabe.

GX: Y que lo hagas conmigo, sabiendo que será de una manera pública... me mata.

I: Una vez estábamos cerca de un terreno baldío y él tenía ganas de orinar, se dio la vuelta e intenté espiarlo y pude medio observar como orinaba pero él por pena trataba de esconderse, lo único que recuerdo es como escurrían sus orines entre sus piernas sobre la tierra, veía como brincaban esas gotas de orines sobre sus botas hasta que yo mismo me excitaba al ver el movimiento de su brazo al sacudirse el pene.

Oye, ¿Públicas la historia pero anónima cierto?

GX: Así es.
En algún momento lograste verle la verga, o algún detalle? Podrías contar o decir un número de todas las veces que el morbo te ganaba y hacías todo lo posible para estar en el momento en el que llegaba de trabajar y se desnudaba?

I: En otra ocasión él llegó a mi casa y tenía prisa pero tenía que bañarse así que aprovechó para hacerlo, no tenía ropa más que la que traía puesta y le mencioné que le prestaba una camisa, pantalón o ropa interior de mi papá, él se negó pero eran más mis ganas de verlo desnudo que tomé las llaves del baño y a pesar de que le puso seguro abrí la puerta y le dije “aquí te dejo algo de ropa de mi papá",  y entonces mientras se bañaba le intentaba decir dónde estaban las cosas como el jabón y shampoo con tal de verlo desnudo, logré ver una parte pero nunca completo ya que por pena se daba la vuelta pero si podía ver sus nalgas redondas y morenas, salí del baño y aproveché mientras mi tío se bañaba para ir por su ropa sucia que se había quitado para olerla, olía a sudor la camisa y los calzones a orines, me tocaba mientras la olía y lo escuchaba bañarse, la acomodé antes de que saliera del baño y seguí como si nada.

La verga como tal jamás pude vérsela bien, siempre se escondía o daba la vuelta, solo pude verle sus nalgas y el contacto físico que ya te conté, mi tía tenía dos camas en su cuarto y aprovechaba la oportunidad para quedarme ahí a dormir y verlo cambiarse de ropa antes de dormir, al menos unas cinco veces si lo llegué a ver.

GX: Del día que le tocaste el ano, imagino PERFECTO tú corazón a punto de salirse del pecho y tú mano temblando mientras abrías sus nalgas para tocarle el ano... ¿tuviste una erección?
¿Su ano como era? ¿Lo tenía peludo? ¿cómo podrías describir la textura de sus nalgas? ¿deslizaste tu dedo por encima? ¿O traste de meter el dedo?

I: Los nervios me mataban, el saber que alguien podría entrar, el vigilar que él estuviese dormido y que tuviese movimientos lentos me ponían más alerta que no permitían al momento que tuviese una ereccion completa pero era más mi morbo el que me impulsaba a seguir

Recuerdo que era lampiño, no era muy suave, pero si podía sentir todos sus pliegues y me lo iba imaginando poco a poco pues estaba oscuro y yo tenía que ver entre las sábanas y su trusa que traía puesta, deslice mi dedo por todo su ano suavemente y llevaba mi mano hacia su verga pero no pude llegar ahí por la posición en la que él estaba, moría por tocarla pero el haber sentido su ano me daba una gran excitación

GX: Es aquí cuando me pongo a imaginar hasta la respiración de tu tío, el poner en mi mente ¿que hubiera pasado si habría sido al revés? El que metieras tu mano al frente y sentir sus huevos calientes y la verga dormida. Te fuiste a otra parte de la casa ¿Cómo te sentías? Feliz, asustado, avergonzado... al final de cuentas la excitación y el morbo te llevó a actuar y hacer algo que deseabas.

I: Tal vez si hubiese sido rico el sentir su verga y huevos, pero de verdad trata de imaginar esas nalgas redondas, duras y morenas de un señor de rancho que estoy seguro jamás habían estado otras manos de otro hombre entre esas nalgas, es el clásico macho. Me fui al cuarto de mis primos y asustado y excitado espere un rato antes de volver a salir a la sala a continuar como si nada hubiese pasado.

GX: Y por último ¿cómo fue ese primer encuentro visual después de lo que sucedió? Se vieron a los ojos, te rechazó la mirada o el trato cambió? ¿Te imaginas cogiéndote a tu tío? ¿O el penetrándote?

I: De hecho jamás cambió el trato, al día siguiente no hubo ningún cambio en el comportamiento o algún alejamiento, todo ha seguido normal hasta el día de hoy, sigue saludándome sin problema, como si nada hubiese pasado.

Lo he llegado a imaginar penetrándome, ese aire de macho que tiene pero a la vez delicado en su manera de tratar me provoca mucha excitación, el pensar que puede penetrarme en su cama y poder admirar su verga en todo su esplendor y sentir su cuerpo caliente con el mío, que me haga suyo y disfrutar cada vez que haya oportunidad.

GX: ¿Cuando lo llegabas a ver cambiándose o en calzones? Nunca lograste verle la verga o los huevos. ¿Entonces es algo que ha quedado en incógnita? Tú que ya lo has tenido de cerca ¿cómo visualizas la verga y sus huevos? ¿Delgada, sin pelos, circuncisa?

I: Siempre se volteaba y evitaba que yo pudiese ver algo.
Creo yo que no es de gran tamaño pero imagino debe ser gruesa, morena, tal vez cabezona , si con huevos grandes y colgando siempre, peludo por supuesto, es macho de rancho y no se cortaría los pelos de ahí ni tantito, y sin circuncidar con el prepucio largo, una verga no grande pero si deliciosa, con el mismo color moreno que su tono de piel y tal vez hasta con los huevos un tanto más oscuros.

GX: Uuuuuuf jeje amé la descripción.
Muchas gracias por contarme esa experiencia, que estoy seguro marcó tu vida al dejar que la excitación.

Deseo que te topes con más experiencias así, que encuentres calzones usados del tío y si vuelve a pasar, aquí vamos a estar esperando ese relato.
Sigue disfrutándolo y ahí cuando puedas le tomas una Foto a sus nalgas en jeans, o a ese paquete que logre marcarse.

Gracias.

I:Igualmente excelente noche, gracias a ti y sí, por favor me encantará saber que alguien pueda sentirse identificado o ponerse en mi lugar.


Foto de Israel enviada mientras me contaba el relato.



¿Quieres contarme tu relato? ¿Estás listo para hacer pública tú historia?





No hay comentarios:

Publicar un comentario